domingo, 20 de septiembre de 2009

el verano que pasó de un parpadeo.

Solo queda arena en los bolsillos, playas desiertas y sueños mojados. Ya es demasiado tarde para vivir entre trozos de piel, porque el verano pasó, pasó con los pies descalzos, rebosando colores y con salitre en los labios.


3 comentarios:

  1. No hay nada q se te de mal?? hombre de dios??? me encantan tus fotografias siempre desprenden algo especial

    ResponderEliminar